domingo, 13 de diciembre de 2009

Una Impresionante Daryakana se lleva la Hong Kong Vase

Otra reina, en el año de las yeguas (Goldikova, Zenyatta, Vodka..), esta vez la imbatida Daryakana asestó otro nuevo golpe para las hembras en este 2009 ganando la Hong Kong Vase con un impresionante remate.

Daryakana,la yegua del Aga Khan, entrenada por Royer Dupre y montada por Gerald Mosse después de la suspensión de Lemaire, vaya final de año de mala suerte para Cristophe Lemaire entre la lesión del Arco y esta suspensión se ha dejado varios Grupos I, menos mal que la nariz de Vodka le dió la Japan Cup 2009 porqué de lo contrario se estaría tirando de los pelos ahora mismo, se ha impuesto por una cabeza por delante de Spanish Moon.

Daryakana, hija Selkirk y Daryaba, atrasada yegua de 3 años era el participante más inexperto del lote con sólo cuatro carreras, las cuatro saldadas con victorias, debutó en junio en una maiden en Paris, después se impuso en una F, para batir en agosto en un Listed de Chantilly por una cabeza (foto arriba) a Burn the Brezze que venía de ser segunda de Synergy en el listed de Maisson Laffite, después ya más en distancia se impuso con calidad en Longchamp en el Prix Royallieu G.II. Hoy en Hong Kong en su reto más duro de la temporada ha viajado en cola del pelotón relajada y a más de ocho cuerpos de la cabeza pero en la curva en una maniobra arriesgada de Mosse por el exterior ha avanzado hasta llegar a la recta en disposición de mostrar un gran remate para llevarse esta Hong Kong Vase y cerrar un gran año para su criador y propietario su Alteza Real el Aga Khan, Daryakana continuará en entrenamiento a 4 años y se postula como una de las reinas europeas para la distancia.

De los demás destacada actuación de Spanish Moon Viva Pataca y Kasbah Bliss que ocuparon el podium y nada se supo de Youmzain que una vez más defrauda fuera de su "casa" Longchamp.

No hay comentarios:

Seguidores

Visitas en 2011

Mucho más que un deporte...

Estas palabras le dedicaba un niño a su abuelo antes de recibir la insignia de oro y brillantes por 65 años de socio del Atlético de Madrid

“el mayor homenaje que se te puede tributar es darte las gracias por lo que has hecho y me has enseñado, y sobre todo por lo que me has hecho disfrutar viendo partidos del Atleti juntos. Nuestra grandeza nos convierte en especiales y te quiero dar las gracias por traerme a la que siempre dices es nuestra casa. Quiero recoger de ti la mejor de las herencias, que es ser atlético de corazón”.