viernes, 6 de julio de 2012

Debate cambio de primas en Francia: Una cría de dos caras por François Hallopé

François Hallopé editor jefe de Paris Turf nos trae este interesante artículo de opinión sobre el cambio de normativa en las primas francesas y el debate suscitado en Francia.

Primas de criadores, una cría de dos caras.

28,2 millones de euros en primas fueron distribuidos a los criadores en Francia en 2011, en todas las disciplinas. De acuerdo con France Galop el presupuesto podría ser de 30.3 millones esta temporada, el porcentaje distribuido es de 2/3 en liso y una tercera parte obstáculos. Supone mucho dinero por lo que no pasa desapercibido para el público interesado, es por eso que la nueva distribución de las primas, decidida por France Galop, despierta tanta controversia.

Nos guste o no, esta decisión no es de hecho una " reforma ", en palabras de Marc Chambure, tanto criador / propietario, ex gerente de la yeguada Etréham y ahora vicepresidente de Arqana responsable de Desarrollo Internacional, cuando en Jour de Galop el sábado pasado declaraba " por qué una reforma de esta magnitud se ha aprobado a toda prisa ... "

La oposición de criadores grandes y pequeños es evidente, cada uno defiende lo suyo. Por qué si cualquier entusiasta de la cría tiene la ambición de mejorar la calidad de las yeguas y sus cruces, hay que distinguir entre dos tipos de criadores muy distintos en Francia.

En el país galo hay alrededor de 4.242 criadores registrados de pura sangre, 3.000 de ellos son criadores/ propietarios de una yegua, 604 de dos yeguas, 445 de tres a cinco yeguas y 189 de 5 yeguas o más. En Francia hay alrededor de 150 yeguadas registradas de cría comercial de pura sangre (siempre según France Galop), gestionadas por los criadores profesionales, con conocimientos que desempeña en un contexto internacional, donde la competencia es feroz ...

Estos "profesionales" son, con sus clientes pequeños de una yegua o dos, los principales protagonistas de las ventas de yearlings en Deauville y a nivel Internacional en las que toman riesgos, seleccionan la mayor parte de sus yeguas con criterios de resultados en las pistas, renuevan constantemente, y especulan sobre la base de las modas y las tendencias sde ementales comerciales. A veces se puede ganar a lo grande, a veces se puede perder todo, este mercado de las subastas de yearlings es como el mercado de valores. Es decir, un mercado especulativo, con sus altibajos.

Mientras tanto, la mayoría de los criadores pequeños locales no juegan en estas plazas y no son seleccionados para las ventas de yearlings. Su cría es con pasión y esperando que algún día nazca un buen potro o una potra que de beneficios en carreras y una satisfacción personal, agregar valor a su yegua, y cobrar sus primas para mantenerse. Estos criadores,con raras excepciones, no se ven afectados por el mercado de ventas de yearlings y buscan sobre todo un buen nivel de relación calidad / precio, buscan sementales capaces de producir caballos de carreras. Los grandes centros de cría en Normandía están contentos de encontrar estos entusiastas para vender las proyecciones de sus sementales y cubrir sus yeguas, mientras que el criador/propietario de una yegua personal, a menudo prefiere ir al extranjero, para cubrir con los mejores sementales y producir los mejores productos para las ventas. Arqana los selecciona cuidadosamente para la subasta de yearlings en agosto, son estrictamente excrupulosos en marcar un estándar comercial y que cotice a nivel europeo ...

Ambos tipos de criadores no tienen las mismas metas, es lógico que no se traten de la misma manera.
Para los productores locales, la prima es fundamental y es imperativo que haya normas nacionales que mejoren el parque de sementales francés. Para los productores internacionales y de ventas, los riesgos son sobre todo comerciales y como parte de un mercado de gama alta que se verá perjudicado por esta nueva reforma.

No hay comentarios:

Seguidores

Visitas en 2011

Mucho más que un deporte...

Estas palabras le dedicaba un niño a su abuelo antes de recibir la insignia de oro y brillantes por 65 años de socio del Atlético de Madrid

“el mayor homenaje que se te puede tributar es darte las gracias por lo que has hecho y me has enseñado, y sobre todo por lo que me has hecho disfrutar viendo partidos del Atleti juntos. Nuestra grandeza nos convierte en especiales y te quiero dar las gracias por traerme a la que siempre dices es nuestra casa. Quiero recoger de ti la mejor de las herencias, que es ser atlético de corazón”.